Archive for Abril, 2011

Ley Regional para la Desafección de la Cañada Real Galiana, con swing de la presidenta, lanzando el problema social real a los Ayuntamientos

Martes, Abril 12th, 2011

“La cabeza, los hombros, los brazos, las manos, las caderas, las rodillas y los pies intervienen en apenas unos segundos para ejecutar el swing. Del perfecto funcionamiento de todos ellos depende que la bola salga larga, recta y al objetivo. El fallo de cualquiera de ellos puede conducirnos al desastre… desde el que sólo un buen swing puede sacarnos.”

Pedro Esteban, del Golf Olivar de la Hinojosa

 

La Cañada Real Galiana, a su paso por los términos municipales de Coslada, Madrid y Rivas Vaciamadrid queda desafectada por una ley (Ley 2/2011, del 15 marzo), aprobada a toda prisa, a la salida del hospital de la presidenta (su salud es lo más importante) y antes de las elecciones. Con el solo voto del Partido Popular en el Parlamento madrileño, los raquíticos cinco artículos de la ley no han modificado el borrador de anteproyecto presentado hace más de un año, prueba del democrático talante del gobierno regional y de que se ha hecho caso omiso a las sugerencias del resto de las organizaciones de vecinos, no gubernamentales, ayuntamientos y partidos.

Esta muestra de desapego, indiferencia, inacción, pasividad, indolencia, dejamiento, malquerencia, oposición y contradicción (que es lo que quiere decir en realidad desafectación) por el patrimonio público de la región madrileña, la hace perder su condición de vía pecuaria en toda su extensión, por no ser adecuada al tránsito ganadero, se dice, hoy ya inexistente, por abandono de la trashumancia desde los años sesenta. Ésta parece ser la única justificación de la desafectacion de este tramo de la cañada (articulo 2). Sin embargo, contradictoriamente, y como para guardar la ropa, se declara que la desafectación no supondrá ningún corte en el tránsito ganadero, pues la amplísima red de vías pecuarias de que disfruta la Comunidad de Madrid asegura itinerarios alternativos. No sabemos dónde se encuentra esta amplísima red. Una vez al año las ovejas pasan por la Castellana. Además, la cañada es susceptible de usos compatibles y complementarios, se declara drásticamente. ¿Cuáles podrían ser estos usos compatibles y complementarios? ¿Tolerancia para las ocupaciones? ¿Corredores verdes recreativos y ecológicos?

Como consecuencia de la desafectación, los terrenos del tramo de la Cañada Real Galiana pasan a tener la condición de bienes patrimoniales de la Comunidad de Madrid, que podrá disponer de ellos, incluso cederlos a los Ayuntamientos en cuyos términos municipales se encuentre.

Sobre el motivo real de la desafectacion, es decir su ocupación por más de diez mil viviendas, nada se dice en la propia ley, salvo en un largo preámbulo histórico sobre las cañadas en general en el que se menciona que en la Galiana y en este particular tramo se realizaron ocupaciones que se remontan a los años cincuenta. Es decir, el problema social acumulado por la desidia administrativa no parece ser el motivo ni el objeto de la ley. Así que en un enérgico remate, la comunidad con competencias plenas urbanísticas regionales y de vivienda social o publica, le pasa la pelota de la resolución del problema real social de la ocupación ilegal de unas diez mil viviendas, a los ayuntamientos, estableciendo en siete disposiciones adicionales, transitorias, derogatoria y final unas condiciones inasumibles por los ayuntamientos:

-Un plazo de seis meses para que los ayuntamientos de Coslada, Madrid y Rivas Vaciamadrid, elaboren un censo de fincas y ocupantes.

-Un plazo de dos años para que, con carácter previo, se alcance un acuerdo social mediante un acuerdo marco, que establecerá las bases de colaboración y cooperación necesarias para tratar las cuestiones de índole social derivadas de la ocupación, desafectación y destino de los terrenos de la Cañada Real Galiana objeto de la presente Ley. Eso si, dando en todo el proceso, participación a los afectados.

-Un plazo de dos años para que que los Ayuntamientos adapten su planeamiento y recalifiquen el suelo de la cañada.

Si no se cumplieran estos drásticos plazos (recordemos cuánto ha tardado el gobierno y la comunidad en intentar resolver el problema) se permitirá permutar el suelo de la cañada a terceros o llevar a cabo  cualquier otro negocio jurídico.

Conociendo las prácticas privatizadoras de suelo de la comunidad, no nos sorprendería que el suelo de la cañada acabara hipotecado en manos de negociadores, especuladores o bancos, como el resto de los suelos de los flamantes PAU’s que tristemente rodean la cañada. Recientemente nuestra presidenta ha privatizado la fabulosa finca de investigación agrícola del Encin, convirtiéndola en una extraordinaria infraestructura pública, es decir, un campo de golf gestionada y explotada por una empresa privada que espera obtener unos ingresos directos de trece millones de euros al año. Mientras tanto, el agua de Madrid (Canal Isabel II) pronto será también privatizada.

Daniel Zarza, Marzo 2011